LA UDPM ELABORÓ DOCUMENTO CRÍTICO SOBRE REFORMA LABORAL PRESENTADA POR EL PRESIDENTE MACRI

En reunión de la Comisión Directiva, la Unión de Docentes de la Provincia de Misiones (UDPM) elaboró un documento sobre el recientemente anunciado Proyecto de Reforma Laboral del poder Ejecutivo nacional. Dicho documento destaca los derechos de los ciudadanos y el trabajo de las organizaciones sindicales rechazando el avasallamiento a los derechos de la clase trabajadora Argentina.

 

“La UDPM se encuentra en sesión permanente, vamos a seguir defendiendo los derechos de los trabajadores junto con la CTERA. Bregamos por el trabajo digno que llegue a todos los argentinos, por eso acompañamos a CTERA en la lucha y acciones en defensa de los derechos”, explicó la secretaria general de la UDPM, Stella Maris Leverberg.

DOCUMENTO CRÍTICO SOBRE REFORMA LABORAL.

El recientemente anunciado y promocionado (por los medios afines) Proyecto de Reforma Laboral del Presidente Mauricio Macri; constituye desde todos los puntos de vista y análisis, una aberración al Derecho Laboral y un avasallamiento a los derechos de la Clase Trabajadora Argentina; derechos que han significado años de lucha y acciones colectivas encaradas por el conjunto de las organizaciones sindicales del país, en las que UDPM y CTERA han tenido un papel trascendental, Derechos que pretenden ser eliminados con el fin de favorecer a la élite empresarial que hoy gobierna el país.

 

En contraposición a los derechos conquistados a la fecha, este proyecto propone la tercerización, flexibilización y precarización laboral; además, al reducir costos laborales como ser: la baja de contribuciones patronales, eliminación de indemnizaciones y juicios, se constituye en una reforma totalmente pro mercado.

 

Se desconocen sistemáticamente principios constitucionales, leyes laborales y convenios internacionales a los que adhiere nuestro país. Además de ignorar principios jurídicos que poseen un rol determinante en el proceso histórico de construcción del Derecho del Trabajo, Principios que son la esencia misma de los fines protectorios que caracterizan a la disciplina jurídico laboral.

 

Toda normativa laboral parte de la base de que trabajador y empleador no son iguales, no tienen el mismo poder de negociación, debiendo ser siempre el empleado, el tutelado o protegido. Este principio es lo que se denomina en derecho “hiposuficiencia” del trabajador. El artículo 14 bis de nuestra constitución es claro: “el trabajo, en sus diversas formas, gozara de la protección de las leyes las que deberán asegurar al trabajador: Condiciones dignas y equitativas…”. La relación descripta se invierte en este proyecto al quedar el empleador, en el mejor de los casos, equiparado en fuerzas al empleado.

 

Otro principio rector vulnerado por este proyecto es el principio de progresividad; que básicamente sostiene que, en derecho laboral no se puede volver atrás, lo nuevo que se legisle debe ser superior, mejor a lo existente. Basta solo un ejemplo del proyecto para entender la vulneración de este principio; la reducción del plazo para iniciar juicios laborales de 2 años a 1 año. De esta manera se profundiza la reducción que había realizado la última dictadura militar (de 4 a 2 años). El principio de progresividad es una herramienta fundamental de los trabajadores en las negociaciones paritarias porque permite consagrar derechos laborales al hacerlos obligatorios, inderogables e irrenunciables. Sobre la eliminación de esto también avanza el proyecto de reforma.

 

A todas luces este proyecto de reforma encarado por el gobierno nacional echa por tierra los principios mencionados como así también todo lo legislado en materia de Derecho Laboral; resulta inexplicable desde cualquier perspectiva este intento de pasar por alto principios a los cuales la doctrina y la jurisprudencia laboral admiten desde sus inicios, que los mismos desactivan normas de derecho positivo cuando las mismas resultan contrarias a la parte más vulnerable del mundo del trabajo: el Trabajador.

 

Como Organización Sindical, una vez más nos encontraran haciendo frente a este nuevo intento de revocar conquistas que pertenecen al sector de nuestros representados.

 

Esperamos que quienes hoy deben dar el tratamiento y debate a nivel nacional de este proyecto, sepan estar a la altura histórica que exige esta discusión, sepan tener la empatía necesaria con la clase trabajadora de nuestro país para oponerse al avance de la sistemática reducción de derechos encarada por el Ejecutivo Nacional.

 

Nos cabe una vez más la responsabilidad de orientar todas nuestras energías a repeler este ataque con excusas y fundamentos rebuscados que nada tienen que ver con la realidad de quienes nos acompañan desde siempre, en las aulas, dando clases y con la firme convicción de contribuir al engrandecimiento de nuestra Nación.