UDPM PARTICIPÓ DEL SEMINARIO DE LA INTERNACIONAL DE LA EDUCACIÓN CON CTERA, Y VISITÓ LA "ESCUELITA ITINERANTE"

Sindicatos docentes de todo el mundo se solidarizaron con los maestros argentinos que reclaman que el Gobierno convoque a la paritaria nacional. En el marco de la JORNADA DE PRIVATIZACIÓN Y MERCANTILIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN a Escala Global, dirigentes de la Internacional de la Educación (IE) –una red trasnacional de sindicatos que representa a treinta millones de docentes de 130 países- remarcaron que no tolerarán ninguna forma de agresión contra los maestros y que llevarán el caso argentino -y la renuencia oficial a la convocatoria de la paritaria como exige la ley- ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“Nosotros apoyamos cien por ciento a los docentes argentinos que exigen que el Gobierno cumpla la ley. También apoyamos el derecho que tienen de expresarse pacíficamente y no vamos a tolerar ninguna agresión”, le dijo a Página/12 David Edwards, vicepresidente de la IE y representante de Bruselas, quien además sostuvo que buscarán ámbitos internacionales como para canalizar el reclamo.

 

El encuentro fue convocado por la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) para presentar el capítulo Tendencias privatizadoras en la Argentina, dentro de una investigación global sobre la Privatización y mercantilización de la educación. De la actividad participaron representantes de Australia, Finlandia, Barcelona, Estados Unidos, Chile, Brasil, Paraguay, Uruguay y otros países de la región y dirigentes gremiales locales como Roberto Baradel (Suteba), Sonia Alesso (Ctera), Eduardo López (UTE) y Hugo Yasky.

 

Para Edwards, el mundo vive una “crisis democrática” y los maestros son perseguidos porque las autoridades saben que los sindicatos docentes "son un pilar de la democracia que van a responder muy fuerte” frente a los avances de los gobiernos autoritarios. “Cada vez hay más figuras autoritarias en el mundo que no permiten la expresión colectiva. En Turquía, por ejemplo, despidieron a quince mil docentes por firmar una carta de protesta”, sostuvo Edwards.

 

Para Edwards, privatizar la educación es “como privatizar el aire”. “No se puede privatizar un derecho”, aseguró el especialista, que además explicó que para la mercantilización del sistema educativo se necesita del círculo vicioso que incluye el desprestigio de los maestros y de la educación pública.

 

“Traté de explicarle al ministro (Esteban Bullrich) que los argentinos se toman muy en serio la defensa de sus derechos y que la educación tiene que ser una prioridad del Estado. Él me dice que está de acuerdo con que los docentes tienen que estar bien pagos, que respeta el reclamo, pero luego no sé qué sucede”, contó Edwards sobre las conversaciones que mantuvo con el ministro de Educación. 

 

CTERA agradeció el respaldo recibido por parte de los sindicatos de la Internacional. “Cómo nos íbamos a imaginar que a mediados de abril íbamos a seguir sin resolver el conflicto paritario. Cuando planificamos esta actividad, por supuesto, pensábamos que los conflictos iban a estar resueltos”, dijo Sonia Alesso, secretaria general de la Confederación de Trabajadores de la Educación.