LA JUDICIALIZACIÓN DE LAS ELECCIONES DOCENTES PRETENDE INSTALAR LA GRIETA EN LAS ESCUELAS

Hay una máxima en cualquier elección democrática: el que denuncia fraude es el derrotado. Siempre, además, necesita del apoyo de los medios para instalar dudas y arrastrar a todos en el desprestigio. Es la primera lectura que puede hacerse del amparo ante la Justicia que demora la proclamación de los consagrados en las urnas.

 

La alianza opositora a la conducción sindical de los docentes misioneros logró ayer que la jueza laboral Elisa Correa, titular del juzgado laboral 3 de Posadas, admitiera un recurso de amparo y ordenara la suspensión del escrutinio definitivo de las elecciones realizadas el 29 de noviembre para elegir representantes de los trabajadores en el Consejo de Educación.

 

Los referentes de la alianza FUTE venían instalando el tema del fraude desde muchos antes del acto eleccionario. Respaldados por los medios de las derechas, propiedad del

yerbatero Ramón Puerta y el camionero José Wipplinger, los candidatos de la alianza opositora, promocionados en los programas de tv y entrevistas, se dedicaron a descalificar antes que a proponer. Hay una máxima en cualquier elección democrática: el que denuncia fraude es el derrotado. Es la primera lectura que puede hacerse del amparo ante la Justicia que demora la proclamación de los consagrados en las urnas. Hay otro axioma en política para tratar de descubrir lo que subyace en las campañas y las declaraciones de los referentes: “ver quién te respalda para entender”.

 

Está demás para los misioneros explicar cuáles son los intereses de Puerta y Wipplinger para entender. Opositores al proceso de transformación de los últimos años se sabe defienden la restauración conservadora y un modelo de acumulación basado en las exportaciones primarias y con salarios bajos en función de costos empresarios y competitividad externa. Sin posibilidades de romper la hegemonía de ADOMIS, ahora en el FRETEMIS, se trata entonces de debilitar la confianza de las bases en la conducción sindical. Las denuncias de fraude, los amparos y la judicialización, se sabe no cambian los pronunciamientos populares en las urnas, pero es cierto que generan un clima enrarecido. 

 

El triunfo de la alianza opositora consiste precisamente en transferir a las escuelas misioneras la grieta que lograron instalar en la sociedad argentina. Es la manera de dividir para reinar que tienen los poderosos que se valen del ego seducido de algunos dirigentes que nacieron populares.

Misiones Plural

Misiones Plural