GOBIERNO DICE QUE NO CEDERÁ "ANTE PRESIONES IRRACIONALES" DE GRUPO DOCENTE Y LLAMÓ NUEVAMENTE AL DIÁLOGO

COMUNICADO DE PRENSA

 

El Gobierno de la Provincia de Misiones, a través de este único comunicado, quiere poner en conocimiento de la población la magnitud y el alcance del conflicto que llevan adelante y sostienen un grupo reducido de docentes de la provincia de Misiones.


Para tener una real apreciación de esta cuestión debemos remontarnos a las negociaciones acordadas a principios de este año. Fue en ese tiempo cuando, como consecuencia de las paritarias celebradas especialmente en la provincia de Buenos Aires y en la Ciudad de Buenos Aires, los presidenciables Daniel Scioli y Mauricio Macri, 

decidieron dar aumentos superiores al 30% (treinta por ciento) para garantizar el inicio de clases en sus jurisdicciones.

 

Misiones siguió ese camino, aun sabiendo que la inflación, medida por quien la midiese, estaría varios puntos por debajo del 30%, y a principios de año acordamos cumplir con la paritaria nacional del ingreso mínimo y acordar un esquema salarial que en promedio implica aumentos del 33% (Treinta y Tres Por Ciento) según la categoría, antigüedad y zona del docente que se trate.

 

De manera sorpresiva y sin que exista razón alguna un grupo de docentes que hace del conflicto su razón de existencia, incorporó un planteo luego del receso invernal, que lisa y llanamente provocaría que la provincia de Misiones pierda cerca de $500 millones al año en aportes de recursos nacionales que ayudan a cumplir con el sueldo de los docentes.

 

Luego de numerosas mesas de diálogo, incluso con legisladores del oficialismo y de la oposición, se los pudo convencer de lo absurdo del planteo, que ni un misionero de bien puede resignar recursos que tan merecidos los tenemos del Gobierno Nacional.

 

Es en ese momento en el que, como Gobierno, siempre abiertos al diálogo y buscando tomar decisiones justas, propusimos algunas salidas para mejorar los ingresos de los docentes que recién se inician y que conforme a la paritaria nacional no habían recibido un porcentaje similar al resto de los docentes de Misiones.

 

Nuevamente fuimos sorprendidos en nuestra buena fe, y en la búsqueda del conflicto permanente este sector reclama incrementos adicionales que de ser otorgados harían que éstos logren un aumento cercano al doble de lo que lograron todos los trabajadores públicos y privados de la Nación.

 

Es imposible en un marco de justicia y de razón que, mientras todas las paritarias fueron en valores por debajo del 30% (treinta por ciento), justo quienes lograron el mejor índice de recomposición salarial sean hoy los que mantienen un conflicto, solamente por el conflicto mismo.

 

Adjuntamos como prueba de nuestras afirmaciones recibos de sueldos con nombre y apellido de dirigentes que lideran estas protestas y que cumplen tareas en distintas áreas en educación, para que se vea la veracidad de nuestra afirmación y la falta de razón del reclamo.

 

Mientras este grupo reducido mantiene en vilo a una comunidad usurpando plazas y calles, ejerciendo coacción y atropello a distintas instituciones y funcionarios del Estado, el 95% (noventa y cinco por ciento) de los docentes están frente al aula cumpliendo con su tarea y su invalorable responsabilidad de educar a sus comprovincianos.

 

Todos los acuerdos fueron dentro del sistema, con la aprobación de los gremios legalmente reconocidos y con la vocación de diálogo con todos los sectores de la docencia misionera.

 

Hoy basta ver las movilizaciones para darnos cuenta de que haciendo base en la ciudad de Posadas un número muy pequeño de los más de 30.000 (treinta mil) docentes misioneros continúan una acción que, muchas veces configurando verdaderos delitos, buscan romper la paz que tanto cuidamos los misioneros.

 

Siempre buscamos que nuestras decisiones sean justas, y es por eso que es del más simple sentido común que quienes no cumplen con su tarea y obligación de educar a nuestros niños y jóvenes, jamás pueden cobrar sus salarios de igual manera que la inmensa mayoría que está frente al aula.

 

Los descuentos son aplicados con estricto criterio de justicia y también con el respeto al derecho de huelga, pero siempre dentro del marco constitucional de que a igual tarea le corresponde igual remuneración.

 

Los montos del incentivo y del artículo 9° cuyo pago el Gobierno Provincial no adelantó a los pocos docentes que hicieron huelga, serán depositados una vez que la Nación envíe los fondos, dado que se trata de recursos federales.

 

Advertimos que no caeremos en las provocaciones y le pedimos a este grupo de manifestantes que ejerzan en plenitud sus derechos pero sin agredir, agraviar ni afectar los derechos de los demás y la pacífica convivencia de nuestra provincia. Haciéndolos directos y únicos responsables de los daños que puedan causar sus acciones desmedidas.

 

Un gobierno al que le quedan poco más de cien días de gestión bien podría asumir una actitud demagógica y ceder ante presiones injustas e irracionales, pero justamente nuestro ánimo es el de gobernar con responsabilidad, razón, justicia y paz hasta el último día de gestión. En esa línea no se puede ceder ante quienes boicotearon toda posibilidad de diálogo y cuyas pretensiones van lisa y llanamente en contra del interés de una comunidad y se exceden de todos los logros salariales obtenidos en las distintas paritarias celebradas en el sector público y privado de Misiones y del país.