CONSIDERAN UNA EXAGERACIÓN RESPONSABILIZAR DIRECTAMENTE A UN DOCENTE LA MUERTE DE UN NIÑO PROVOCADA POR SU PADRASTRO

Docentes de una escuela porteña realizan hoy un cese de actividades en repudio a la separación del cargo de la directora y la maestra del jardín de infantes al que concurría Agustín Marrero, el niño asesinado por su padrastro el 9 de junio.


Al respecto, la Secretaria Adjunta de la UDPM, Stella Maris Leverberg, manifestó a La Mañana de Radio A su desacuerdo con la medida a la que calificó como “extrema” y “exagerada”, al tiempo que se solidarizó con las docentes porteñas.


“Quedamos consternados y preocupados por la situación y por la decisión extrema que tomaron las autoridades educativas”, sostuvo la gremialista y explicó que existe un 

protocolo que compromete la participación de la comunidad escolar y que contempla procedimientos de sanciones que van de menor a mayor ante determinadas situaciones.

 

En esa línea, manifestó su desacuerdo con que “ya desde el vamos, encontrar al docente culpable de la lamentable y trágica muerte de este niño”.

 

“Nosotros acompañamos la decisión de los gremios de realizar una acción inmediata colectiva en defensa de estos colegas porque no se han seguido siquiera los protocolos a la hora de las determinaciones de cuáles son las acciones que deben realizar los docentes”, agregó.

 

Acotó que “tiene que ir de menor a mayor, no así de una la sanción de separar del cargo y hacerles responsables. De buenas a primeras, vincular directamente con una causal como ésta a las colegas nos parece exagerado”, insistió.

 

Fuente: Radio A