50º ANIVERSARIO DE LA ESCUELA Nº 535 "FRANCISCA INES MARMILICH" EN SAN VICENTE

Se llevaron adelante en la mañana de este pasado domingo 12 de Julio; los festejos por las Bodas de Oro de la Escuela Provincial Nº 535 “Francisca Inés Marmilich” de la ciudad de San Vicente.


Dicho evento contó con la presencia de padres, alumnos, ex docentes y autoridades cívicas y militares. Todo se desarrolló en un clima muy cordial; porque a pesar de las inclemencias del tiempo, el Acto Académico tuvo una gran asistencia, en donde hubo un reconocimiento especial a pioneros, ex alumnos y ex docentes de esta casa de estudios.


UDPM estuvo presente con secretario general, Arturo Musial junto delegados del departamento. En la ocasión se descubrieron placas recordatorias, una de ellas donada 

por nuestro gremio en el marco del 50º aniversario de la citada comunidad educativa sanvicentina. También se hizo entrega al personal directivo, de la Declaración de Interés por parte de la HCDN presentada por la diputada nacional Stella Maris Leverberg.

 

FUNDAMENTOS DE LA DECLARACIÓN: Como Diputada de la Nación, y sobre todo como Secretaria Adjunta de la Unión de Docentes de la Provincia de Misiones (UDPM) deseo agasajar y reconocer la tarea llevada adelante por los Directivos y Docentes que han dado sentido en estos 50 años a esta Casa de Estudios y las acciones llevadas adelante por la misma.


La ciudad de San Vicente, municipio en el cual se sitúa la Escuela Nº 535, está conformado por diversos parajes que configuran el grueso de la población del municipio, tales como Agro Forestal, Bella Vista, Capitán Antonio Morales, Citronela, Colonia Nueva, Cuartei Tarumá, Democracia, El Doradito, El Lucero, El Socorro, Florida, General Manuel Belgrano, Km 300 (de la Ruta Nacional Nº14), La Bonita, Las Mercedes, Los Pinos, Maderil, Martín Miguel de Güemes, Misión, Monte Alto, Pacifico, Puerto Argentino, Río Victoria(lugar donde se sitúa la escuela Nº 535), Rosa Mística, San Alfonso, Santa Teresita y Tambor de Tacuarí. A estas se agregan las picadas Colonia Unida, El Molino, El Progreso, Flor, Guaraní, Mojón Grande, Payesca, Santa Rosa, Zulma e Interventor Pomar, la cual comparte con el municipio Dos de Mayo. También existen seis asentamientos indígenas: Yryraity, Ca ha Vy Mirin (o Caaguy Mirin), Chafariz, Guyray, Fracrán y Tarumá Poty. El municipio fue fundado el 22 de noviembre de 1978, siendo su primer intendente Lorenzo Brodczicz. Sin embargo, el 21 de mayo es el día en que los sanvicentinos celebran el aniversario del distrito, en honor al primer remate de 500 lotes ocurrido en esa fecha de 1967.


De esta manera la Escuela Nº 535, como otras tantas de la provincia de Misiones, se ubica en una zona caracterizada por la ruralidad (Colonia Río Victoria).La actividad educativa en zonas rurales, presenta características muy propias y que la diferencian de otros contextos, como ser: baja densidad y dispersión poblacional, grandes distancias entre centros poblados, mayores costos per cápita para la provisión de servicios, etc. Si bien de un tiempo al presente se ha visto considerablemente mejorada la situación general de estos núcleos educativos, los docentes que desempeñan tareas en escuelas rurales construyen un vínculo muy fuerte no solo con el alumno sino también con los padres y vecinos; es decir con la comunidad que rodea a la institución educativa, convirtiéndose el docente en un referente importante a la hora de hacer consultas por parte de esa comunidad. Me tomo el trabajo de explicar estas cuestiones a fin de que se comprenda de la mejor manera cuales son, las a veces multifacéticas, funciones del educador rural.


Los alumnos que asisten a esta institución, encuentran la contención y la ternura a diario en los docentes que los asisten orientándolos, impartiendo la enseñanza y formando futuros hombres y mujeres de bien, entendiendo que: “El estudio no se mide por el número de páginas leídas en una noche, ni por la cantidad de libros leídos en un semestre. Estudiar no es un acto de consumir ideas, sino de crearlas y recrearlas” (Paulo Freire).

 

Con lo expuesto hasta aquí, no solo quiero rendir homenaje a la comunidad educativa de la Escuela Nº 535 en su cincuentenario, sino también a todos los educadores que se desempeñan en zonas de ruralidad, dada la significación de su tarea cotidiana y el empeño y pasión que colocan en la atención de nuestros niños y niñas.