LA UDPM INFORMA LOS ALCANCES DE LA REPRESENTACIÓN SINDICAL EN MISIONES…

La Comisión Directiva de la Unión de Docentes de la Provincia de Misiones (UDPM) da a conocer algunas consideraciones que hacen a los alcances de la representación Sindical en la Provincia de Misiones. El gremio hace las explicaciones, debido a la presencia de activistas políticos-sindicales que, atribuyéndose representación sindical en la provincia, no hacen más que confundir a la población docente. Es conveniente y a efectos de despejar dudas, tener en cuenta el contenido de la Constitución Nacional y la Ley Nacional de Asociaciones Sindicales Nº 23.551, la cual en forma EXPRESA determina los alcances de los deberes y derechos de las asociaciones sindicales, sean estas con Simple Inscripción Gremial (tal el caso de UDNaM); y otros sectores que ni siquiera han iniciado su trámite de inscripción ante las autoridad de Aplicación (tales los casos de UTEM-MPL-ALFREDO BRAVO) o Personería 

GREMIAL (tal la UDPM).

 

EXPLICACIONES BÁSICAS:

Si bien la Constitución Nacional en su Artículo 14 bis, entre otros derechos de los trabajadores, consagra en su primer párrafo, ultima parte, la organización sindical libre y democrática, reconocida por la simple inscripción en un registro especial.

 

También el mismo Artículo 14 bis en su segundo párrafo, expresa que queda garantizado a los gremios, concertar convenios colectivos de trabajo, recurrir a la conciliación y arbitraje, el derecho de huelga, entre otros. Al hablar de GREMIO, nuestra Constitución Nacional, se refiere a organizaciones legalmente constituidas bajo las formas establecidas en la Ley 23.551 de Asociaciones Sindicales, no a simples asociaciones o agrupaciones existentes, que si bien poseen derecho a manifestarse, están limitados en cuanto a la capacidad jurídica de suscribir acuerdos y menos actualizaciones de convenios colectivos.

 

Debemos tener presente que si bien nuestra Constitución Nacional establece que los habitantes de la Nación gozan de los derechos y garantías consagrados por la Constitución, en su Artículo 14º claramente expresa que los derechos serán ejercidos conforme a las leyes que reglamentan su ejercicio. De este principio constitucional, se infiere que si bien los trabajadores pueden organizarse sindicalmente, lo deben hacer de acuerdo a las normas que reglamentan dicho derecho y esta norma en la República Argentina e la Ley Nº 23.551 de Asociaciones Sindicales, la cual claramente expresa las formas y procedimiento para ejercer el derecho de la agremiación o sindicalización, adquiriendo con ello las capacidades jurídicas que la misma ley constituye.

 

El Capítulo VII de la Ley 23.551, establece los derechos y obligaciones de las asociaciones sindicales, determinando en su Artículo 23º: La asociación a partir de su inscripción, adquirirá personería jurídica y tendrá los siguientes derechos:

a)- Peticionar y representar, a solicitud de parte, los intereses individuales de sus afiliados.

b)- Representar los intereses colectivos, cuando no hubiere en la misma actividad o categoría asociación con personería GREMIAL (UDPM).

 

Del Artículo 23º se infiere sin duda alguna que la representación de cualquier asociación sindical queda limitada a la existencia de una asociación con Personería Gremial en el territorio provincial, por consiguiente toda discusión, actualización o modificación de un convenio colectivo, debe indefectiblemente suscribir la Organización sindical con Personería Gremial (UDPM), no por capricho o voluntad del sindicato firmante, sino por imperativo constitucional y legal.

 

El Artículo 31º de la Ley Sindical, establece que son derechos EXCLUSIVOS de las Asociaciones con Personería GREMIAL, entre otros:

a)- DEFENDER Y REPRESENTAR ante el Estado y los empleadores los intereses individuales y COLECTIVOS de los trabajadores.

b)- INTERVENIR EN NEGOCIACIONES COLECTIVAS y vigilar el cumplimiento de la normativa laboral.

 

De lo transcrito, se desprende que es indispensable a los efectos de otorgar plena legalidad a las acciones de carácter sindical, específicamente en conflictos colectivos o discusiones de convenios colectivos, poseer personería gremial, tal lo posee la UDPM único Sindicato Docente en la Provincia de Misiones que posee tal capacidad jurídica., y todas sus acciones se encuentran controladas por el órgano de aplicación que es el M.T.E. y S.S. Nación (Artículo 56º Ley 23.551).

 

Aclarado el tema de la exclusividad en la representación del sector docente, puede existir o inducirse a confusión, en cuanto a que en la Provincia de Misiones, existen otras organizaciones que también poseen personería gremial, lo que a la luz de la legislación que rige la materia, es IMPOSIBLE, dado que esta categoría solo se otorga a la asociación sindical que posee la mayor cantidad de afiliados, es decir únicamente puede pretender arrogarse representación una asociación que posea más de DIECIOCHO MIL afiliados cotizantes, tal el caso de la UDPM, y previa intervención del M.T.E.y S.S. Nación, por lo que toda asociación sindical puede obtener la tan ansiada Personería Gremial, siempre y cuando reciba la confianza y el respaldo de los trabajadores del sector y compulse padrón con la ya existentes.

 

El Ministerio de Trabajo de la Nación Por Resolución Nº 96/95, y luego de un largo proceso administrativo-legal, iniciado en el año 1984, por Expte. Nº 75.636/84, resuelve en su Artículo 1º Otorgar a la Unión de Docentes de la Provincia de Misiones, su Personería Gremial con carácter de asociación de Primer Grado, para agrupar a los trabajadores del C.G.E. en todas sus ramas, niveles y modalidades y con zona de actuación en todo el territorio de la Provincia de Misiones, excluyendo a todo otro sindicato.

 

Por lo expuesto y a los efectos de clarificar la representación y el carácter de exclusivo que poseen las Entidades con Personería Gremial podemos decir con total honestidad, que el Decreto 380/14 de la Presidencia de la Cámara de Representantes de la Provincia, que conforma la comisión para la actualización del Estatuto del Docente, que incluye a la UDPM en dicha comisión, no lo hace por un mero favor político o un favoritismo hacia nuestra Institución Sindical, lo hace por un imperativo legal que claramente surge de la Constitución Nacional y las Leyes que reglamentan el ejercicio de los derechos por ella consagrados (Ley 23.551).

 

Por ello y a modo meramente de advertencia es que acercamos este sintetizado informe el cual encuentra como sustento y antecedente en la Constitución Nacional y la Ley 23.551 de Asociaciones Sindicales (única aplicable en la materia).