ADOMIS Y LA ACTUALIZACIÓN ESTATUTO...

Nuevamente con sorpresas vemos como representantes de organizaciones políticos sindicales, a falta de propuestas e iniciativas propias, utilizan la mentira para alarmar a los docentes en cuanto a la actualización del Estatuto del Docente que próximamente y luego de largos años de espera está por comenzar el debate con la participación de los legítimos actores del proceso educativo.

 

Desde la Agrupación ADOMIS, expresamos nuestro reconocimiento y total apoyo a la tarea de actualización propuesta por la UDPM y recibida por la Presidencia de la Cámara de Diputados, en cabeza del Ing. Carlos Eduardo Rovira, quien comprendió sobre la necesidad planteada por la conductora de UDPM Stella Maris Leverberg, de trabajar en un Estatuto Docente que comprenda todos los niveles y modalidades que se desenvuelven en el sistema educativo provincial, es decir incorporar al convenio

colectivo del sector docente a todos y cada uno de los trabajadores que a diario educan a los misioneros.

 

La actitud mezquina y engañosa con la que se están manejando ciertos grupos demuestra lo que venimos advirtiendo desde hace algún tiempo, que representan solo a pequeños sectores que  poseen una finalidad personalista y solo tendiente a mantenerse en el escenario mediático que le significará un posicionamiento político de cara a las elecciones de este año.

 

Estos pequeños grupos, nada dicen de la necesidad de que el nivel inicial sea incorporado al estatuto del docente, y muchos menos de las distintas modalidades existentes y que necesariamente los trabajadores que ellas componen sean comprendidos dentro del convenio colectivo que regula los derechos y deberes del sector docente.

 

Nada dicen estos grupos de la necesidad de brindar al trabajador suplente los mismos derechos que gozan otros que realizan la misma tarea, desde la Agrupación ADOMIS apoyamos a la conducción de la UDPM en pretender desterrar la existencia de trabajadores de 1ª, 2ª y 3ª, equiparándolos a todos en un plano de igualdad de derechos.

 

La mentira con la que pretenden frenar un hecho histórico para la docencia misionera, pone en evidencia el pensamiento retrogrado y mezquino que poseen estos grupos, que dicho sea de paso son los que mejores retribuciones perciben dentro del sector  y pretenden seguir postergando a los demás trabajadores que realmente necesitan de la protección de las leyes laborales.

 

Ningún derecho  de los ya consagrado, van a ser alterado ni disminuidos, sino muy por el contrario van a ser mejorados y profundizados para un mejor ejercicio de los mismos, por ello queridos docentes, no dejemos que la mentira entorpezca  esta oportunidad histórica que nos da la democracia, y sea a través del debate y el consenso que se logren los mejores resultados para la actividad docente.