UDPM PEDIRÁ QUE SE ELEVE EL SUELDO DE BOLSILLO PARA LOS DOCENTES A 6 MIL PESOS

Se trata del piso salarial que actualmente está en $ 4.400 y que perciben los educadores que recién se inician en la actividad y no cobran aun por antigüedad. El reclamo es el mismo que han presentado a la CTERA, por medio del vocal titular Darío Caballero. Se espera que la reunión paritaria se realice la próxima semana, según lo confirmó la secretaria adjunta de UDPM Stella Maris Leverberg.


Marilú explicó que en porcentaje el pedido de aumento es de 30%, como fuera expresado por UDPM en diciembre, si las autoridades educativas respetan la actualización del salario mínimo vital y móvil desde el 1º de enero de 2015 (allí se elevó a $ 4.716), y que de no hacerlo, el reclamo será de 37 o 38%, porque lo que se pretende 

desde las entidades gremiales es llegar a $ 6.000 el cargo base, sin antigüedad.

 

En cuanto al sueldo básico que hoy está en $ 2.340, se planteará llegar en principio a $ 2.400 (un pedido que se hizo ya en 2014), como para que desde esa cifra se pueda comenzar a discutir el básico de 2015.

 

En Misiones esos pedidos se presentarán oficialmente el martes 10 en la paritaria provincial desde las 9 hs, en el salón Oval del Ministerio de Educación.

 

También ese día se presentará un pedido de resolución, acompañado de una solicitud de homologación ante el Ministerio de Trabajo de la provincia, con el fin de resolver de manera definitiva el reclamo de los docentes que están comprendidos en plantas funcionales que actualmente tardan meses en ser aprobadas por distintas exigencias, y que mientras no lo están, no se les da el alta y por tanto no cobran sus sueldos.

 

“Lo que queremos con este proyecto es que desde ahora, y al margen de que no estén aprobadas las plantas funcionales, se proceda a la liquidación en forma automática, con la sola certificación de servicio de los docentes” aclaró Leverberg.

 

Por otro lado UDPM tiene entre sus objetivos de este año, dar solución a situaciones que considera “injustas del actual escalafón”. Entre ellas se menciona a los docentes de escuelas especiales o de nivel inicial, que realizan una tarea diferencial y que por eso cobran un adicional, pero que el mismo “está achatado, es decir que por más que se generen aumentos al salario, ellos siempre reducen su ingreso de salario de bolsillo, porque están de alguna manera comprometidos con ese parámetro establecido de ese porcentaje de tarea diferenciada”.

 

La gremialista dijo que pasa algo similar con los docentes de jornada extendida o completa, que también perciben un adicional por las horas extras, pero como la legislación les prohíbe que puedan tener más de un cargo, en la sumatoria de lo que deberían ganar por ese doble servicio, es mucho menos lo que perciben, que si tuvieran doble turno.

 

Y además está el caso de las docentes que reciben y orientan en las escuelas a los practicantes, y que también cobran un adicional, que “quedó en el tiempo y se debe actualizar”.