AFIP OTORGARÁ PLANES ESPECIALES DE PAGO A EMPRESARIOS AFECTADOS POR COOPERATIVA TIERRA COLORADA

Representantes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) se reunieron con empresarios misioneros afectados por la Cooperativa Tierra Colorada de Eldorado.


“Se avanzó en un paso muy importante que es un plan de pago exclusivo para los que fueron estafados por esta Cooperativa”, señaló la diputada nacional, Stella Maris Leverberg, gestora del encuentro que se hizo en el Teatro de Prosa del Centro del Conocimiento de Posadas.


Unos 200 empresarios participaron de la reunión donde, la Subdirectora General de Operaciones Impositivas del Interior, Mariana Del Alva, explicó que se otorgará un plan 

especial para afectados de Tierra Colorada.

 

“Los empresarios tienen que pedir solicitud para acogerse al plan, será de largo plazo y acotado específicamente a este problema”, señaló Del Alva. “Los formularios son dos, los trajimos por escrito para que sean ya solicitados, uno para personas físicas y otra para sociedades, será en varias cuotas según cada caso y a largo plazo”, añadió.

 

Por su parte los empresarios afirmaron haber sido estafados por la Cooperativa y piden acompañamiento para solucionar. También agradecieron la gestión para que esto salga y el acercamiento de los representantes de AFIP en Misiones para encontrar una solución.

 

Del encuentro también participó la asesora de la Subdirección General de Operaciones Impositivas del Interior, María Alejandra Atanasios; el Director Regional de Posadas DGI, José Poterala y el Ministro de Gobierno de Misiones, Jorge Franco.

 

La reunión de esta tarde, surgió luego de un encuentro entre Leverberg y el Administrador Nacional de AFIP, Ricardo Echegaray, quien afirmó que se analizarían todos los casos para llegar a una solución.

 

El motivo principal es atender las especiales circunstancias que atraviesan unas 400 empresas misioneras que mantienen una deuda impositiva con la Administración Federal de Ingresos Públicos, en materia de contribuciones de la seguridad social, con motivo de haber operado con una cooperativa a la que en 2013 le fue retirada la autorización para funcionar por el INAES.

 

Los empresarios transmitieron su preocupación por las dificultades que deben enfrentar para poder continuar con sus actividades y los puestos de trabajo (estimados en unos cuarenta mil) que se ven afectados de tener que afrontar una deuda en los términos que plantea el organismo, de la que tienen voluntad plena de pago.