PROYECTO DE LEVERBERG PIDE MODIFICAR LEY DE CONTRATO DE TRABAJO SOBRE LICENCIAS ESPECIALES INCORPORANDO LA LICENCIA POR VIOLENCIA DE GÉNERO

Con la presentación de un proyecto, la diputada nacional, Stella Maris Leverberg solicita la modificación de las licencias especiales incorporando la licencia por violencia de género en la Ley de Contrato de Trabajo. “La idea es compensar un vacío legal en el marco de la incorporación de nuevos derechos como fue la sanción en Marzo de 2009 de la ley 26.485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales”, explica la iniciativa.

 

SOBRE LICENCIAS ESPECIALES EN EL PROYECTO MANIFIESTA: El trabajador gozará de las siguientes licencias especiales:

  • Por nacimiento o desde el otorgamiento judicial de la guarda con fines de adopción de hijo, 10 días corridos;
  • Nacimiento múltiple o guarda múltiple con fines de adopción; 20 días corridos;
  • Deberá el trabajador comunicar al empleador en forma fehaciente el nacimiento de su hijo con presentación de certificado médico, en el que conste la fecha de parto y certificado de convivencia o libreta de matrimonio, donde deberá constar su relación con la madre; en el caso de guarda con fines de adopción testimonio o copia certificada de la resolución judicial;
  • Por matrimonio, 10 días corridos;
  • Por fallecimiento del cónyuge o de la persona con la cual estuviese unido en aparente matrimonio, en las condiciones establecidas en la presente ley; o de padres; 5 días corridos,
  • Fallecimiento de hijos; 10 días corridos;
  • Por fallecimiento de hermano, 3 días corridos;
  • Para rendir examen en la enseñanza media o universitaria, 3 días corridos por examen, con un máximo de 10 días por año calendario;
  • Para atención de un miembro enfermo del grupo familiar, 30 días laborables de licencia continuos o discontinuos por año calendario.
    • Deberá notificar fehacientemente al empleador con presentación de certificado médico y deberá presentar mediante declaración jurada al empleador los integrantes del grupo familiar, considerándose como tales, dependan o no económicamente del trabajador: el cónyuge o conviviente, hijos, padres y hermanos que necesitan atención en forma personal.
  • Licencia por violencia de género (Artículo 11 punto 6 inc. d), Ley 26.485), las condiciones y tiempos de la licencia será evaluada por los servicios de atención y asistencia a la víctima en cada caso.

Con respeto a la situación de mujeres que padecen violencia de género, la legisladora expone en su proyecto que hay que “promover el respeto de los derechos laborales de las mujeres que padecen violencia, en particular cuando deban ausentarse de su puesto de trabajo a fin de dar cumplimiento a prescripciones profesionales, tanto administrativas como las emanadas de las decisiones judiciales”.


Además en los fundamentos se explica que “la violencia de género era considerada como un asunto privado, pero desde hace unas décadas ha sido reconocida como un problema de salud y una grave violación a los derechos humanos; por ello, es de toda justicia otorgar a las personas víctimas de violencia de género licencia especial, la que será expedida por facultativos de los servicios de asistencia y contención a víctimas, quienes evaluarán las condiciones y el tiempo, como también podrán aconsejar la modificación de tareas, traslados a otro lugar, sin dudas es interpretar nuevos conceptos en materia de causales que generan derechos a licencia”.


Resta aclarar que la incorporación de la licencia por violencia de género al artículo 158 de la ley contrato de Trabajo, se hizo al artículo 158 reformado por el Expediente 609-D-2014 presentado el 12 de Marzo del corriente año, donde se extendían algunas licencias especiales y se incorporaban nuevas como la adopción. El Proyecto de Ley establece un régimen de reforma laboral que incluye la modificación e incorporación de algunos aspectos de la normativa referida al régimen especial de licencia, basado en la necesidad de lograr la igualdad efectiva de oportunidades y de trato entre los trabajadores de uno y otro sexo con responsabilidades familiares”, señala la norma en sus fundamentos.