DISCURSO DE STELLA MARIS LEVERBERG EN LA APERTURA DEL I CONGRESO PROVINCIAL DE FORMACIÓN SINDICAL