LEVERBERG PRESENTÓ PROYECTO PARA QUE EL PODER EJECUTIVO FIJE UNA FECHA DE CONVOCATORIA PARA TRATAR LAS PARITARIAS DOCENTES

PROYECTO DE DECLARACIÓN

LA HONORABLE CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA NACIÓN

DECLARA:

 

Que vería con agrado que el Poder Ejecutivo Nacional, a través del Ministerio de Educación, convoque en fecha próxima a la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) y a otras organizaciones de representación nacional a las negociaciones colectivas en el marco de la Paritaria Docente Nacional con el fin de arribar al entendimiento más justo y razonable en relación a las condicionales laborales y salariales de los trabajadores de la educación en todo el territorio nacional.

 

FUNDAMENTOS

Sr. Presidente:

 

Quisiera presentar en el presente proyecto de Declaración una importante cuestión que hace a la garantía del derecho social a la educación. Como 

afortunadamente ocurre a inicios de cada año, por la firme decisión de Néstor Kirchner y continuado hoy por nuestra Presidenta Dra. Cristina Fernández de Kirchner, la Paritaria Docente Nacional ha resultado en el ámbito clave para la negociación colectiva posterior entre los trabajadores de la educación de cada provincia y los Estados Provinciales.

 

Se trata de un espacio que los docentes de todo el país agradecemos y cuidamos, además de que velamos por una atenta comunicación entre las partes con vistas al inicio regular y satisfactorio de las clases en cada rincón del territorio nacional. En este punto hablo, además de Diputada Nacional, como docente y conductora del principal gremio de mi Provincia, la Unión de Docentes de la Provincia de Misiones.

 

Desde ese lugar es que también remarco el cambio diametral que ha resultado en esta Década Ganada en lo que respecta a la escuela pública: la inversión en Educación que alcanza al 6,5% del PBI; el salario docente en pleno crecimiento desde 2003 a la fecha; las Leyes de Educación Nacional, de Financiamiento Educativo y de Educación Técnico Profesional; la Asignación Universal por Hijo y el reciente plan Progresar; el Programa Conectar- Igualdad; la construcción de más de 1600 escuelas; un conjunto sumamente positivo de acciones en pos de fortalecer el sistema educativo nos pone frente a un cuadro de situación opuesta a la década del desahucio neoliberal.

 

Por ello, es que creo conveniente seguir apostando al diálogo entre las partes involucradas en la Paritaria Nacional Docente y vería con agrado que el Ministerio de Educación, convoque en fecha próxima a la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) y otras organizaciones gremiales con representación nacional, para arribar al entendimiento más justo y razonable en relación a las condiciones laborales y salariales de los trabajadores de la educación del todo el país. Creo representar el pensamiento de cualquier docente si afirmo la plena confianza que todos y todas depositamos en esta conquista histórica que representa poder sentarnos año a año los actores centrales del sistema educativo para dialogar acerca del devenir de nuestras actividades.

 

Todo esto sin desconocer, que estas conquistas, que las transformaciones que mencioné no dejan de estar imbricadas y engarzadas en los cambios trascendentales que le han permitido al país en esta, de nuevo, Década Ganada salir del cuadro infernal que nos legaran treinta años de neoliberalismo en la Argentina. Y eso lo ha hecho posible el proyecto nacional y popular que reivindicamos y que desde 2003 pone el acento en la construcción de una vida mejor para las mayorías, reforzando el empleo, el salario y las condiciones de trabajo digno para todos y todas, consolidando la industria, la ciencia y la tecnología, el mercado interno, y por supuesto, el sistema educativo que es uno de los pilares centrales del desarrollo nacional al que aspiramos.

 

En esa línea, es que reitero las palabras anteriormente vertidas, en el sentido de que podamos trabajar mancomunadamente para arribar a un acuerdo razonable y justo en lo que tiene que ver con las retribuciones de los trabajadores de la educación y las condiciones que atañen a la cotidianidad de la escuela pública, central para el cumplimiento de nuestros más altos objetivos sociales, garantizando plenamente el derecho social a la educación.

 

Por todas estas razones es que solicito a mis pares su acompañamiento en el presente proyecto de Declaración.