LEVERBERG PRESENTÓ PEDIDO DE BENEPLÁCITO POR EL 75º ANIVERSARIO DE LA ESCUELA Nº 251 DE COLONIA POLANA

LA HONORABLE CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA NACIÓN RESUELVE:

 

Expresar su beneplácito por la celebración del 75° Aniversario de la Escuela N° 251, ubicada en la localidad de Colonia Polana, Provincia de Misiones, a celebrarse el próximo 07 de Septiembre de 2013.  

 

FUNDAMENTOS

Sr. Presidente:

 

La Escuela N° 251, ubicada en la localidad de Colonia Polana, (Departamento San Ignacio, Provincia de Misiones) conmemora  el próximo 07 de Septiembre de 2013, setenta y cinco años de vida institucional y de entrega total a la valiosa labor de educar a generaciones 

de jóvenes. Hago aquí referencia a una institución educativa que ha sido el hogar para un gran número de niños, niñas y adolescentes que se han formado en ella a lo largo de estos setenta y cinco de existencia.

 

Colonia Polana es una localidad de la provincia de Misiones, ubicada dentro del departamento San Ignacio. Es un municipio pequeño. Los primeros habitantes de la zona fueron colonos de origen Inglés que se asentaron en lo que hoy se conoce como Puerto Naranjito en el año 1900. En 1930 la Compañía Colonizadora del Norte comenzó a entregar las tierras del lugar a los colonos polacos ya asentados en el lugar. En 1957 comienza a funcionar la primera comisión de fomento, preludio del actual municipio. El terreno donde se erige el edificio de dicha comisión, y actual sede municipal, fue donado por uno de sus fundadores, el inmigrante polaco Juan Kuspita Sawiski. La actividad económica de Colonia Polana es netamente rural, centrándose en el cultivo de yerba mate y algunos aserraderos. Realizo esta breve descripción del lugar a fin de lograr una mayor ilustración de la zona en la que se halla inserta la Escuela Nº 251. Es en este paisaje, rodeado de la espesura de la selva misionera donde abundan las leyendas e historias de duendes en que para el año 1938 surge la Escuela Nº 251.

 

Es mi deseo central en este reconocimiento, a parte del homenaje por estos setenta y cinco años,  poder dar cuenta del denodado esfuerzo de  directivos, docentes y personal de la institución, para poder brindar una buena educación a estos niños y niñas en cuyas manos los padres depositan la confianza de un futuro prometedor para cada uno de sus hijos. Los festejos por sus setenta y cinco años de existencia, pondrán en valor la trayectoria de esta institución que ha sido el sostén para generaciones de niños y niñas.

 

Los festejos programados cuentan con la presencia de alumnos fundadores de los primeros ciclos y el testimonio de docentes - anteriores y actuales. Sigo sosteniendo el argumento que la educación, pública, gratuita, e igualitaria es un baluarte que nos refleja un país grande, con un potencial de desarrollo enorme, con una capacidad de construir ciudadanía y de favorecer proyectos de vida. Hoy, tras varias reformas educativas de mayor o menor envergadura, después de haber pasado por situaciones de crisis económica, social y política que pusieron en jaque una de las instituciones pilares de la sociedad argentina, como lo fue la escuela pública, es que quiero celebrar el legado de una institución que no ha dejado de mostrarnos que la educación es y debe ser el pilar sobre el que se sostiene un país que busca la inclusión social, de una nación que busca que sus jóvenes posean un nivel de formación que les permita, ya no solamente ser simples ciudadanos, o formar parte del entramado productivo, o ser profesionales, sino que todos tengan la posibilidad de poder proyectar su futuro, en la más sanas de las oportunidades que brinda la educación - reitero- pública, gratuita, igualitaria. La escuela nos recuerda que allí están todos los elementos y las herramientas, para vivir una vida como merece ser vivida.

 

Por eso es que saludo a toda la comunidad educativa de la Escuela N° 251, a directivos actuales y autoridades anteriores, alumnos del presente y los que ya se han graduado, los docentes que han dejado su paso y los que hoy siguen día a día apostando por la juventud y por su destino, al personal de esta casa que tantos misioneros y misioneras recuerdan y recordarán con singular cariño.

 

Por todas estas razones, es que solicito a mis pares el acompañamiento en el presente proyecto de resolución.