LEY DE REFORMA DEL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA

"Si estamos de acuerdo en que debe cambiar el estado de cosas, que el Poder judicial, tiene que democratizarse, la iniciativa en debate, dota de contenido político a las discusiones sobre el sistema judicial, la mayoría de las veces enmascarado como neutral con argumentos tecnocráticos.

Cuanto menos ha llegado la hora de poner fin al carácter feudal de un sector de la justicia que, sensible a determinados poderes económicos hegemónico, actúa por sí, sin tener en cuenta ni el derecho ni los intereses de los ciudadanos.


Por ello la Participación popular, el Pueblo, a través de sufragio universal, será quien elija a todos los representantes de los sectores que conforman el Consejo de la Magistratura, 

en elecciones judiciales democráticas para representantes de los estamentos de Jueces, Abogados y Académicos o Científicos, como ocurre en los otros poderes del Estado (Presidente y Senadores-Diputados). No debe subestimarse la voluntad popular, al contrario se la debe escuchar.

En este contexto merece destacarse la Integración del cuerpo, que se la equilibra al pasar de 13 a 19 miembros como propone la iniciativa en estudio, de esta manera el Consejo garantizará el equilibrio, respetando la manda constitucional (art. 114 CN) entre todos los estamentos que lo conforman, pues tendrá, SEIS representantes del poder legislativo (3 diputados y 3 senadores), SEIS profesionales del derecho (3 abogados y 3 jueces –representando los dos lados del mostrador de los tribunales-) y SEIS ciudadanos provenientes del ámbito académico o científico.

Es interesante e ilustrativo lo abordado en materia de concursos, se garantiza la ecuanimidad y calidad técnica en el régimen de concursos para la selección de los magistrados, a través del respeto a la Igualdad en la valoración de antecedentes, ya que se establece igualdad de condiciones y no discriminación para quienes no forman parte del poder judicial, de esta manera abogados de la matricula con iguales aptitudes estarán en un mismo pie de igualdad que los que integran el Poder Judicial. Respecto de los Jurados estarán integrados exclusivamente por profesores de cada especialidad designados por concurso en universidades nacionales públicas que se integraran por sorteo. Los miembros, funcionarios y empleados del consejo no podrán ser jurados.
 
En honor a la brevedad, no quiero extenderme más en consideraciones técnicas, que, desde mi rol de lega y de la lectura y estudio del proyecto de reforma, advierto muy beneficiosas, para mejorar y colaborar en repeler la falta de transparencia y el carácter vitalicio de un grupo con poder que no rinde cuentas y que se ha constituido en una estructura de castas que intenta eternizarse.
 
Ha costado mucho en vidas y en esfuerzo llegar a construir una Argentina con futuro y equidad. Estamos en el camino correcto y esto es, tal vez, pareciera lo que más preocupa a la oposición nostálgica del pasado que, desesperada por el apoyo popular, intenta por cualquier medio evitar lo que ya presupone, como un nuevo triunfo electoral.
 
Para continuar avanzando y profundizando los cambios en nuestro país es indispensable un Poder Judicial realmente independiente, y para que esto suceda debe ser aprobado el proyecto de Reforma del Consejo de la Magistratura que acompaño con mi voto".

 

STELLA MARIS LEVERBERG

Diputada de la Nación