UDPM Y SU LUCHA POR LOS JUBILADOS

En los días que vivimos y en el vértigo de acontecimientos que nos tienen, como actores o espectadores,  se comienzan a percibir ciertos cambios a los que podemos calificar de positivos. Esto referido a la conocida Movilidad Jubilatoria Docente y su incidencia en la calidad de vida de los que dieron lo mejor de sí para la educación del pueblo misionero.

 

A los justos reclamos que expresa el sector y que se manifiestan de distintas maneras,  se diferencian dos posiciones. Una, lejos de efectuar juicios de valor sobre la legitimidad de sus reclamos y modos de acción, los protagonistas de esa alternativa han llevado sus reivindicaciones al plano público.

 

La otra, de reciente composición se da dentro de la estructura sindical de la Unión Docentes de la Provincia de Misiones con la creación del Departamento del Jubilado Docente, otorgándole de hecho y de derecho, la facultad de gestionar similares reivindicaciones. Ya se han dado los primeros 

pasos en reuniones con las autoridades del Instituto de Previsión Social y la conformación de la Comisión Técnica Previsional, la que elevó análisis de situación y una serie de alternativas que permitan, de aplicarse, la esperada solución.

 

Pero es conveniente recordar  para determinar responsabilidades las causas profundas que nos condujeran a este estado de cosas, la Ley de Emergencia Previsional y el Decreto 927/1993. Sabemos los argentinos, experimentada en el cuero propio, que las puertas que se abren para hacerle una gambeta, hábilmente ejecutada por funcionarios de esa época, al ordenamiento jurídico son muy difíciles de cerrar. La fugacidad no es una sus virtudes, las hojas interminables del almanaque que volaron raudamente tantos años son las mejores testigos. Por la corrosiva marcha de los años a veces la memoria nos falla a los más antiguos, usado este como sinónimo más elegante de vejez, por eso le preguntamos a los más jóvenes  ¿cuántos van?

 

Por esta razón creemos lo que vendrá, para bien o para mal, radica en el interés  para el análisis y toma de posición sobre la problemática previsional docente que asuman los docentes activos . En ese sector que, por dinámica propia, radica la fortaleza para que el futuro sea previsible y seguro. Les pedimos observar el presente y tratar, con acciones gremiales, la aplicación del marco jurídico vigente  para cuando tengan que descender del tren laboral y llegar a La Ultima Estación.

 

Para finalizar es oportuno recordar las frases sabias de la historia y repetir  como noveles  tirios y troyanos  “todos los caminos conducen a Roma”.

 

 

STELLA MARIS LEVERBERG

Secretaria Gral de la UDPM